domingo, 4 de junio de 2017

We Are Twisted Fucking Sister! (2014)

Cada banda famosa tiene un montón de historias de cómo se formó, cómo fueron adoptando las diferentes decisiones que condicionaron su forma de tocar o de comportarse en el escenario y, sin duda alguna, todas pasaron por buenos y malos ratos. Esta es la historia de los orígenes de Twisted Sister.

Dee Snider fue quien salió públicamente apoyando este documental y su campaña de financiación vía indiegogo para poder distribuirlo.

Este documental es precisamente todo eso y mucho más. Todo empezó con Jay Jay French quien tras unirse como guitarrista a una banda de versiones (principalmente) que tocaba en bares y locales de Nueva York terminó también cantando para ellos hasta que dos se fueron.

Mientras tanto Dee Snider estaba en un grupo llamado Peacock con el que ganaba dinero pero no era lo mejor precisamente y cuando Jay Jay le preguntó si quería hacer una audición no se lo pensó.

Lo he resumido mucho pero esencialmente es como surgió la primera formación del grupo en 1975 que se convertiría en muy popular gracias a cosas como por ejemplo su campaña contra la música disco en la que ahorcaban a un muñeco que representaba a Barry White y luego le daban con un bate. Dejaron de hacerlo cuando un racista sureño les dijo que le encantaba ver como le daban una paliza a un negro.

El origen del maquillaje y de vestirse de mujer es de antes de formarse, la primera banda en la que estuvo Jay Jay ya lo hacía. Pero cuando se juntaron el único que siguió con esa tradición fue Dee, cuya mujer diseñaba sus estrafalarios trajes. Los demás decidieron pedirle ayuda y así formar una imagen más homogénea.

Su intención era no dejarse pisotear por ninguna otra banda, cuando compartían escenario eran siempre los que se llevaban el gato al agua porque sabían como montar un gran espectáculo. Y eso provocaba reacciones muy positivas pero también había gente que simplemente no era su rollo.

En el año 78 fue cuando cambiaron de bajista, el que estaba con ellos tuvo un conflicto con sus creencias religiosas. Y así se unió a ellos Mark "The Animal" Mendoza, quien les conocía bien y aportó mucha energía a los directos.

Lo siguiente fue buscar un manager porque hasta ese momento era Jay Jay el que lo hacía todo. Terminaron cogiendo a un promotor local llamado Mark Puma con el que tenían confianza.

A pesar de tener un buen repertorio de canciones a estas alturas no tenían ni un contrato discográfico ni, por supuesto, ningún disco. Eso hizo que su primer concierto importante frente a más de 3000 personas tuviera un gran peso, pero ninguna discográfica acudió (a pesar de vender todas las entradas con varios días de antelación).

Encima el presidente de Epic Records les pidió un concierto privado a las 11 de la mañana igual que el que hicieron un par de noches antes, ellos pusieron mucho dinero para poder alquilar el equipo, las luces y demás y el tío se fue antes de que terminasen y nunca les llamó ni les pagó los gastos. Eso les dejó devastados.

Se les ocurrió participar en un evento de forma gratuita acudieron 23.000 personas a verles. Lo cual superó con creces las expectativas y hubo tanto vandalismo que terminaron prohibiéndoles los actos públicos en Long Island desde ese momento.

Tras ello empezó una sucesión de conciertos de 5 a 7 por semana en los que terminaron cogiendo una rutina diaria. Se tiraron años a ese ritmo.

Eddie Kramer se presentó en un concierto con apenas 100 personas y lloviendo y le encantó lo que vio pero no pudo conseguirles un contrato con ninguna discográfica. Así que decidieron ir por su cuenta y sacar singles bajo el sello "Twisted Sister Records" para al menos poder tener algo. Pero a pesar de que sus singles se agotaban contínuamente ninguna compañía se fijó en ellos.

En 1980 sacaron "Bad Boys (of Rock n' Roll)" y lo sacaron con una gira veraniega con nuevo vestuario y maquillaje. A partir de ese momento empezaron a sacar productos relacionados con la banda y a ganar dinero de verdad. También crearon su club de fans llamado S.M.F. (Sick Mother Fuckers).

Empezaron a promocionar sus conciertos usando sus singles lo cual les hizo ganar popularidad y eventualmente empezaron a salir en revistas de música, incluida una inglesa que hizo que empezasen a demandar sus canciones en Europa.

Eventualmente el director de Secret Records les vio en directo y les dijo que quería firmar con ellos, no tuvieron que negociar demasiado para llegar a un acuerdo.

Tony Petrie, el batería, se fue y lo reemplazaron primero por Joey Brighton y luego Ritchie Teeter de forma temporal y finalmente A.J.Pero se unió a la banda.

Grabaron "Under the Blade" en Inglaterra y tocaron junto a Motörhead en un concierto en el que casi les lanzan botellas antes de empezar pero terminó siendo uno de los mejores de su carrera.

Uno de Atlantic oyó hablar de ellos gracias a otra banda llamada Zebra que tocaban como sus teloneros (y tenían contrato con ellos). Tras verlos tocar un par de veces él quedó encantado y vio la oportunidad de hacer un gran negocio pero la compañía los veía como un "chiste".

Pero las cosas se volvieron a complicar. Tal y como salió el disco a la venta Secret Records se fue a la bancarrota porque uno se llevó todo el dinero. Y aún peor fue que la banda no podía tocar en directo porque se disponían a empezar una gira en Europa. Así que se pasaron 2 meses encerrados en sus casas.

Phil Carson de Atlantic Records de Inglaterra tuvo en sus manos una cinta de ellos pero a ver una foto del grupo la tiró sin oírla. Por suerte tenían una pequeña oportunidad en un programa de televisión en Inglaterra y pidiendo favores consiguieron el dinero para poder ir allí a tocar en directo. Tras el concierto Phil decidió contratarles para Atlantic.

Grabaron su segundo disco "You can't stop rock and roll" en Inglaterra y al volver a EEUU los de Atlantic Records no les apoyaron. Sólo el que les conoció al principio intentaba hacer algo por ellos pero se tuvieron que ganar al público en diferentes estados para que Doug Morris, el presidente de Atlantic y su mayor detractor, por fin sacase la cabeza de bajo tierra y aceptase que son una banda de futuro.

Tras el apoyo de Atlantic y pasar un poco por el aro con sus condiciones consiguieron vender 3.5 millones de copias de su siguiente album, "Stay Hungry".

Y esencialmente así termina el documental, prometiendo una segunda parte sobre cuando se separaron y volvieron a juntarse.

Twisted Sister es esa banda que nunca acabé de comprender y la verdad es que este documental explicando sus orígenes paso a paso en gran detalle me ha dado la perspectiva correcta. Dicho lo cual con su música nunca he tenido dudas, simplemente son la ostia.

Numero de visitas totales: