domingo, 26 de marzo de 2017

King Kong Lives (1986)

También conocida como "King Kong 2".

King Kong ha permanecido en coma durante 10 años y requiere de un corazon artificial para salvarle. Michell ha encontrado otro gorila gigante, una hembra, en Borneo y la bautiza como Lady Kong. Su sangre servirá para poder realizar la operación.

Así que Kong sigue vivo tras las balas que recibió y la caída desde lo alto de las torres gemelas. No lo explican, simplemente lo dan por hecho. De hecho se ve que sólo le afectó al corazón, por eso se paró al final.

Protagonizada por Linda Hamilton como la Dra.Amy Franklin, conocida por "Terminator" (1984) y "Dante's Peak" (1997). Brian Kerwin es Hank Mitchell, salió en "Jack" (1996) y en "It Came from Outer Space II" (1996). John Ashton es el Coronel Nevitt, conocido por "Beverly Hills Cop" (1984).

No entiendo muy bien como Lady Kong siente simpatía por Mitchell. En su primer y único encuentro ella quiere cogerle y el consigue huir de milagro gracias a los dardos tranquilizantes de unos nativos. Lo siguiente es que parece que sean amigos de toda la vida.

En un momento dado comparan a Mitchell con Indiana Jones. El nombre de la isla de donde proviene Kong es simplemente "Kong Island". Y en un momento dado Mitchell explica la razón de la existencia de dos gorilas gigantes en dos lugares diferentes, la isla de Kong formaba parte de Borneo tiempo atrás.

Se gastan una millonada para curar a Kong y lo primero que hacen cuando se despierta es intentar matarlo otra vez. Todo muy lógico.

Hacen uso de los saltos en el tiempo tantas veces que al final no sé ni cuanto tiempo ha pasado desde el principio. 10 años desde la primera película, un tiempo X desde que traen a Lady Kong, otro hasta la operación, otro más después de ella, unos meses cuando huye y lo dan por muerto... Hay varias veces en las que pasan del día a la noche de forma instantánea incluso.

El bebe Kong es demasiado pequeño. Es de la altura de una persona más o menos, no encaja con el tamañao de la barriga de Lady Kong.

Tiene demasiadas cosas que no encajan, de hecho tiene sentido que no hubiera una tercera película a pesar de que el final parece indicar lo contrario.

El final me recuerda a "Escape from the Planet of the Apes" (1971) cuando los dos simios al final se sacrifican para salvar a su cría. No es exactamente igual pero tiene sus semejanzas, sin duda.

Dino De Laurentiis tuvo la idea de hacer una tercera película basada en el hijo de Kong. En ella "Kid Kong" era capaz de cambiar de tamaño, viajar a diferentes planetas y bajo el agua con un submarino hecho de cocos y bambú cuyo nombre sería el "Coco-Nautilis". Por algún motivo nunca llegó a suceder.

El principal problema son sus incoherencias, los efectos especiales y las maquetas son bastante mejores que la de los años 70, aunque a ratos se note que no tenían un presupuesto boyante. En fin, pasemos a otra.

Numero de visitas totales: