miércoles, 30 de noviembre de 2016

Stay Hungry (1976)

Aquí la titulamos "El gran guardaespaldas" (de forma poco acertada, en mi opinión).

Craig Blake tiene asignado la adquisición de una propiedad para revenderla a una compañía que quiere construir un edificio de oficinas. Se trata de un gimnasio, así que lo primero que hace es apuntarse y así tratar de tú a tú con el dueño para convencerle.

Protagonizada por Jeff Bridges como Craig Blake, ese mismo año salió también en "King Kong" (1976). Sally Field es Mary Tate Farnsworth, este fue su primer papel importante lejos de la televisión. Arnold Schwarzenegger es Joe Santo, su segunda película, como secundario esta vez. R.G. Armstrong es Thor Erickson, conocido por "Predator" (1987) y "Children of The Corn" (1984). Y Robert Englund es Franklin, años antes de convertirse en Freddy.

Arnold ganó el Globo de Oro en la categoría de "Mejor debut en una película", aunque como dije esta era su segunda ya que años antes protagonizó "Hercules in New York" (1970).

Me hace gracia que el personaje de Arnold trabaje en un sitio llamado "Olympic Spa", parece una referencia a su anterior papel. Además se apoda "Mr.Austria", país origen del actor, y está apunto de presentarse a un concurso de Mr.Universo, el cual ganó varias veces antes de hacerse actor.

La historia no me parece demasiado sólida. Para empezar los personajes entran demasiado rápido, la tal Mary Tate se lanza a los brazos de un recién conocido como si nada, por ejemplo. Todos parecen querer tener algo que ver con el protagonista lo antes posible, quizás se lo podrían tomar con algo de calma.

Tiene algunos momentos bastante absurdos como cuando Blake y Joe se van a un lugar perdido donde hay unos típicos sureños tocando banjos, violines y demás y encima Joe es uno más de ellos. Aunque creo que el más ridículo sucede cuando los participantes de la competición de Mr.Universo salen corriendo por las calles de la ciudad y de repente empiezan a hacer poses de culturistas.

Es un poco la típica historia de la diferencia de clases en la que un niño rico acaba enamorándose de una chica normal pero contada de una manera poco ordinaria. Por otra parte Joe es un personaje excesivo, básicamente termina siendo el número uno en todo lo que se propone, resulta poco creíble. En definitiva se puede ver, en especial por la curiosidad de Arnold haciendo de secundario.

Numero de visitas totales: