sábado, 15 de marzo de 2014

Nymphomaniac: Vol. II (2013)

Y ahora el recién estrenado segundo volumen.

Joe continúa con la narración de su vida al hombre que se la encontró tirada en la calle tras haber recibido una paliza. Esta vez descubrimos como terminó teniendo un hijo y algunas de sus experiencias sexuales más extremas.

La película anterior terminaba con ella teniendo una especie de crisis porque no conseguía sentir nada al practicar el sexo, esta empieza con diferentes opciones que prueba para cambiar la situación. Lo primero que hace es quedarse embarazada del hombre al que ama (aunque se acuesta con quien sea), lo segundo es acudir a un hombre especialista en el sadismo.

Hay un detalle importante que explica el hombre y es que en todo momento parece hacer un análisis puro, sin darle ninguna importancia al sexo en sí, como si no le excitase nada de lo que le está contando la mujer. La razón es que el renunció al sexo como tal, de hecho comenta que no es por falta de experimentación, simplemente vio que encontraba más satisfacción en leer un libro. Es como la antítesis de la protagonista, por eso mismo es quizás la mejor persona a la que podía contarle todas esas historias.

En esta película la protagonista pierde a su familia, bueno, la abandona, y termina trabajando de "matona" cosa que hace que eventualmente conozca a una chica con la que termina teniendo una relación, a pesar de que ella no quería. Y por fin descubrimos quién le pegó la paliza, muy razonable, por cierto, de hecho podría haber sufrido un destino mucho peor.

En cuanto al sexo explícito de nuevo son sólo unas pocas escenas puntuales, nada especialmente destacable ni de larga duración. Eso me hace plantearme la pregunta de porque hicieron una versión unrated si en realidad no es más de lo que sale habitualmente en las películas de Lars Von Trier.

Una cosa que se me olvidó comentar en la anterior entrada es que la protagonista, Charlotte Gainsborough, sale en las tres peliculas de la "trilogia de la depresión". Por cierto, en esta parte hace aparición Willem Dafoe como el hombre que la contrata.

Comprendo la razón por la cual el director decidió dividirla en dos partes, son casi cuatro horas de película y verlas del tirón es bastante duro. Una cosa que quería comentar es que he leído a muchos definirla como "una película porno de autor", nada más alejado de la realidad, en este tipo de películas las escenas explícitas no están fuera de lugar si la historia las justifica, en mi opinión, y no se me ocurre una razón mejor que ver a una ninfómana practicando el sexo.

Numero de visitas totales: