domingo, 19 de marzo de 2017

The Son of Kong (1933)

Aquí la titulamos "El hijo de Kong".

Ha pasado un mes desde el incidente de King Kong y Carl Denham está en la bancarrota rodeado de gente que quiere demandarle. Además le pueden caer 10 años junto con el capitán Englehorn, así que deciden navegar por el Pacífico hasta el puerto holandés de Dakang.

Dirigida y producida por Ernest B. Schoedsack, con Merian C.Cooper como productor ejecutivo esta vez. Repiten también los actores Robert Armstrong, Frank Reicher, Victor Wong, Noble Johnson y Steve Clemente retomando sus papeles de "King Kong" (1933).

El estudio le dio a Cooper la mitad del presupuesto y un tiempo límite de seis meses para completarla. Aún así resultó ser un éxito menor porque su guionista, Ruth Rose, se percató que la mejor manera de hacerlo era enfocarla como una comedia.

Reusaron el muñeco de Kong cuando lucha contra el T-Rex para hacer a su hijo albino. Willis O'Brien tuvo total libertad en la anterior película pero esta vez Cooper y Schoedsack estuvieron encima de él, cosa que le molestó muchísimo e incluso dejó de acudir a trabajar. Buzz Gibson tuvo que terminar las animaciones sin él.

Claro que también fue porque la mujer de O'Brien decidió asesinar a sus dos hijos e intentó suicidarse. Tras ello no quiso volver a hablar de esta película, lo cual hizo que algunos de sus secretos no llegasen a ser revelados ni siquiera a Ray Harryhausen, su protegido.

De nuevo vuelven a salir pájaros al acercarse a la isla. Y de nuevo el gorila gigante hace su aparición a los 40 minutos.

Aunque no lo mencionan en ningún momento el hijo de Kong se llama Kiko (la abreviatura de King Kong). Sigue siendo gigante pero es de mucho menor tamaño que su padre, en la película le calculan unos 3,5 metros de altura, yo diría que está más cerca de los 4.

Es una historia sencilla y algo corta aunque no por ello es mala. Algunas de las animaciones están a la altura de su predecesora. Teniendo en cuenta las circunstancias en las que fue producida me ha gustado bastante. Además la vendieron como una comedia y tampoco me esperaba gran cosa. Aparte al final la comedia son sólo un par de ratos tontos (las caras del gorila principalmente) y poco más.

Numero de visitas totales: