sábado, 4 de febrero de 2017

The Maltese Falcon (1941)

Aquí la titulamos "El Halcón Maltés".

Samuel Spade es un detective privado a quien encargan buscar una chica que ha desaparecido. Su socio Miles Archer es asesinado mientras seguía la pista de un tal Thursby, quien también es asesinado poco después y Spade pasa a ser el principal sospechoso.

Es una adaptación muy fiel de la novela "The Maltese Falcon" de Dashiell Hammett. Aunque no es la primera, antes se hizo "The Maltese Falcon" (1931) y "Satan Met a Lady" (1936). Posteriormente salió "Target: Harry" (1969) con un argumento prácticamente igual.

Se planteó usar el título "The Gent from Frisco" para evitar confusiones con la película de 1931, pero John Huston insistió en mantenerlo. Por otra parte fue su debut como director. Su padre, Walter Huston, hace un cameo como el Capitán Jacoby.

El reparto está encabezado por Humphrey Bogart como Samuel Spade, uno de sus papeles más recordados. Mary Astor es Brigid O'Shaughnessy, durante el rodaje mantenía una relación con el director. Peter Lorre es Joel Cairo, según su opinión ésta es su mejor película. Sydney Greenstreet es Kasper Gutman, fue su debut en el cine.

Para conseguir que Mary Astor pareciese estar sin aliento y nerviosa el director John Huston la hacía correr varias veces por el plató antes de cada escena.

La Warner le dijo al director que quería que no se mostrasen a los actores fumando en pantalla para evitar que los espectadores saliesen de la sala a mitad para fumar. La respuesta fue un pique entre Humphrey Bogart y Peter Lorre a ver quien fumaba más delante de la cámara al que se unieron Mary Astor y Sydney Greenstreet. El estudio se lo tomó bastante mal y reprendió al director por ello, así que la parte final la grabaron sin que nadie fumase, pero quedaba muy mal porque se supone que los personajes están muy nerviosos y lo más lógico es que fumasen, cosa que hicieron.

El coste de las figuras que se usaron, desde el diseño a pintarlas, fue menos de 700 dólares. Hoy en día están valoradas en un millón cada una, tres veces más que el presupuesto de la película.

Tras el éxito decidieron rodar una secuela, John Huston tenía ya el guión incluso. Dashiell Hammett les informó que los derechos sobre los personajes eran suyos. Al final la película se tituló "Three Strangers" (1946) con diferentes personajes, en ella aparecen también Peter Lorre y Sydney Greenstreet.

Es considerada la precursora del estilo noir. Aunque hubo dos adaptaciones anteriores de la historia se decantaban más por el aspecto romántico o cómico. Aquí el humor fue reemplazado por frases serias y pasó a ser común en el género que el protagonista se involucrase con femme fatale.

Es una historia de lo más retorcida, aunque merece la pena por la parte final especialmente. Aunque es famosa por otros detalles, como lo que decía del cine noir, también por su frase final "the stuff that dreams are made of." y el más curioso es por su "toma continua de 7 minutos". Esto último era una novedad en la época pero lo cierto es que no hay ninguna toma que dure más de un minuto y medio, por el montaje, eso no quiere decir que hubiese una escena grabada del tirón con dicha duración.

En definitiva es una película básica para entender los orígenes del noir y todo lo que involucra el género detectivesco.

Numero de visitas totales: