miércoles, 10 de agosto de 2016

Das Leben der Anderen (2006)

Aqui la titulamos "La vida de los otros".

Alemania del Este, Noviembre de 1984, un hombre es acusado de ayudar a su vecino a huir hacia el Oeste. Tras 40 horas de interrogatorio se derrumba y da la informacion que le piden. Su ejemplo es usado durante unas clases de instruccion de los Stasi. El instructor pasara a ser el encargado de espiar a un artista en lo que se conocera como "el caso Laszlo".

Las maquinas usadas para grabar y escuchar conversaciones son reales. Fueron obtenidas de museos y coleccionistas. El encargado se paso dos años en una prision de los Stasi (abreviatura de Staatssicherheitsdienst, el servicio secreto de la DDR) e insistio en la autenticidad absoluta incluso en la maquina que abria 600 cartas por hora usando vapor.

El Stasi fue fundado en 1950 y desmantelado en 1989. Tenian organizada una red de espias que solian ser cargos de confianza en ambas alemanias. Contaban con ficheros de informacion personal de mas de 6 millones de personas.

Ulrich Mühe interpreta al oficial del Stasi Wiesler. Estuvo viviendo en la Alemania del Este durante el periodo retratado en esta pelicula. Fue un actor de teatro y tuvo la oportunidad de leer su ficha personal donde descubrio que algunos de sus compañeros actores habian estado espiandole e informando sobre el. Cuando le preguntaron sobre como se preparo el papel simplemente dijo que "lo recordo".

Creo que la frase mas terrorifica es cuando el protagonista habla con la vecina llamandola por su nombre. Es algo asi como "tranquila Fulanita, si no habla tal y tal no tendran ningun problema", refiriendose a sus hijos.

El chiste que cuenta Grubitz en la cafeteria es dificil de traducir. Usa las palabras "aufhängen", que se traduce como colgar el telefono o ahorcar a alguien, y "neuwählen", que significa marcar otra vez o reelegir a alguien. En la version subtitulada (supongo que lo mismo sucedera con la doblada) no tiene ningun sentido porque no hay margen para explicarlo.

Puede parecer algo exagerado pero el tema de la puntualidad en el trabajo es algo muy aleman, no porque sea de Alemania del Este en concreto. Hoy en dia sigue sucediendo.

El tio que dice "¡El muro ha caido!" al final es el mismo que conto el chiste que no le gusto a Grubitz.

Es un drama con un realismo sobrecogedor que muestra que incluso dentro de un sistema tan estricto como era el espionaje en la zona comunista de Alemania habia gente que actuaba segun su propio criterio a pesar de que se jugaba su estatus e incluso su vida. Muy buena y recomendable.

Numero de visitas totales: