miércoles, 22 de julio de 2015

The Lost World (1960)

Aqui la titulamos "El mundo perdido". Venga, mas clasicos, esto es un no parar.

El profesor Challenger acaba de llegar a Londres para exponer sus recientes descubrimientos, se trata de una zona perdida en la que aun habitan dinosaurios, aunque la mayoria se burla de el decide organizar una expedicion para poder demostrarlo. Alli las cosas se les complicaran desde el mismo momento en que aterrizaran con un ambiente hostil y mas de una sorpresa.

La idea de Irwin Allen, el director, originalmente era hacer un remake de la version muda de 1925 (basada en el libro de Arthur Conan Doyle, proximamente la vere) usando stop-motion. No era una mala idea pero el presupuesto fue tan bajo que tuvieron que recurrir a lagartos con puas y cuernos de plastico para que pareciesen dinosaurios.

Aunque los efectos especiales corrieron a cargo de Willis H.O'Brien (esta fue su ultima pelicula de hecho), el mismo que animo a "King Kong" (1933). Claro que todos los conceptos que tenia para los dinosaurios fueron desechados.

El problema del presupuesto no fue culpa suya sino del estudio 20th Century Fox quienes se pasaron de largo con "Cleopatra" (1963) y afecto a todas las peliculas de ese momento.

Pero bueno, ese es el unico defecto visual en mi opinion. Una vez llegan a la zona vemos el uso de pinturas y miniaturas para recrear los arboles antiguos, por ejemplo, tambien recrean plantas prehistoricas y un ambiente salvaje.

Y en realidad las escenas de los lagartos resultan la mar de entretenidas, aparte que juegan mucho con la superposicion. La mejor de todas, en mi opinion, es cuando se enfrentan dos de ellos mientras que uno de la expedicion y la chica se esconden tras una roca.

Tambien salen un par de arañas gigantes. La primera esta muy mal superpuesta, toda pintada de verde y encima la chica cavernicola la evita de la forma mas absurda caminando por su lado como si nada. La segunda sale solo fugazmente pero al menos tiene los colores bien, son las tipicas tarantulas.

Me resulta particularmente interesante la cantidad de frases y palabras que dicen los presumiblemente españoles (el acento es hispano y lo de la guitarra parece algo muy nuestro, aunque sea una cutre). De igual manera como los anglofonos les entienden mayormente.

Aunque todos tienen mas o menos alguna escena propia a partir de un punto se convierten en un grupo que va de un sitio para otro sin mas. Las individualidades se diluyen en pos de salir vivos.

No es una mala pelicula en realidad, se acerca bastante a las adaptaciones de Verne de la misma epoca. Me han sorprendido la cantidad de giros que da el argumento y el final, aunque previsible, pero nunca sabes a ciencia cierta quien sobrevivira y de que manera.

Numero de visitas totales: