domingo, 22 de febrero de 2015

Ôdishon (1999)

Tambien conocida como "Audition".

Ha pasado casi un año desde la perdida de su esposa y ahora Aoyama esta replanteandose encontrar a otra mujer aunque tiene claras una serie de premisas que deberia cumplir. Un amigo suyo le propone hacer una audicion de posibles candidatas como si fueran a hacer una pelicula.

La audicion en si no tiene nada extraño, salvo que parece que la chica que mas le interesa al protagonista se invente los datos sobre si misma. Y de hecho eso parece ser el misterio de la pelicula.

Igual es que ya pocas cosas me impresionan pero esta pelicula me ha decepcionado muchisimo. No me esperaba nada en particular pero dada la cantidad de veces que he oido hablar bien de ella me esperaba algo, como minimo, de calidad.

Pero es que el planteamiento mismo de la historia es lento, cosa normal de las peliculas japonesas, solo que en esta si es un problema porque lo unico minimamente interesante sucede en la ultima media hora de pelicula y tampoco es para tanto.

Con peliculas como "Martyrs" (2008) o "A L'interieur" (2007) uno ya esta curado de espanto en lo que a la tortura se refiere pero coño, que esto es japones, la cuna de la epoca Shogun y sus torturas miticas, con una diversidad y originalidad sin parangon en la historia de la humanidad.

Como curiosidad he leido que la escena en la que la tia vomita en un plato de comida para perro y se lo da a su esclavo para que coma es real. Vamos, que la tia vomito de verdad, se ve que es una actriz de metodo e insistio en hacerlo asi.

Ahora veo claro de donde salio "Hard Candy" (2005), son casi identicas. Bueno, la americana te deja mas mal cuerpo creo yo, pero la semejanzas saltan a la vista.

En fin, no me ha convencido. Para alguien ajeno a este tipo de cine igual le resulta hasta chocante pero no entraria ni de lejos en mi top 10.

Numero de visitas totales: