viernes, 31 de octubre de 2014

Do-ga-ni (2011)

Tambien conocida como "Silenced".

Un profesor nuevo ha llegado a una escuela para niños sordos y lo primero que descubre es que algunos profesores proporcionan castigos desmesurados teniendo que llevarse a uno de los niños al hospital incluso. El problema toma una dimensión extra al tratarse de huérfanos ya que no tienen a nadie que les defienda y la policía esta siendo sobornada para que no haga nada.

La verdad es que no me esperaba para nada el tipo de película que es. Al principio daba la impresión de que sería la típica historia del profesor nuevo que tiene que adaptarse a unos alumnos más difíciles de tratar que los normales pero de repente empiezan los maltratos y las historias sobre intentos de violación por parte del director del centro (nada menos).

Contiene alguna escena que quizás resulte dura de ver, aunque adelanto que no por ser explícita pero la temática que trata no es para todos los públicos. Aunque es principalmente la primera hora de película, a partir de ahí todo se centra en el juicio.

Aunque puede parecer algo aburrido el proceso judicial lo cierto es que es interesante al mostrarnos algo muy oriental (coreano diría incluso), la lucha de poderes. En realidad el gran problema es que los que son acusados son personas con gran influencia y mucho dinero y los niños son pobres, aparte de sordomudos, y si bien la opinión popular está con ellos los entresijos del juicio hacen que tengan las de perder.

Además está el hecho de que los poderosos (por llamarlos de alguna manera) tienen el apoyo de aquellas personas que dependen de ellos, como por ejemplo el conserje encargado de la vigilancia nocturna quien decide hacer oídos sordos ante el juez cuando le preguntan sobre los hechos.

Y es que incluso habiendo testigos irrefutables nada es seguro ya que lo que no consiguen alcanzar por influencia lo hacen por dinero, como por ejemplo pagar a la abuela de uno de los niños para que perdone a los acusados. Una mujer que no está bien mentalmente y que es fácilmente engañada.

En fin, es un dramón de carácter social en el que hace reflejo de las peores cualidades del ser humano y de la sociedad actual donde la justicia no siempre es impartida de la mejor forma. Lo que  no sé es si esta basada en hechos reales porque viendo el mensaje final da la impresión de que sea así.

Numero de visitas totales: