viernes, 7 de marzo de 2014

Kondom des Grauens (1996)

En España se titula "El condón asesino".

El detective Mackeroni es el encargado de investigar el caso de unas prostitutas que han arrancado el pene de sus clientes de un mordisco aparte de una estudiante que ha hecho lo mismo con un profesor que intentaba aprovecharse de ella. Todo ello ha sucedido en el mismo hotel y aunque el detective cree que han sido ellas las culpables decide ir alli para investigar los hechos.

Bueno, con esta termino con el tema Troma de momento. Llevo oyendo hablar de ella desde que salió, en su día causó impacto entre los que la vieron, sin embargo no había tenido la oportunidad de verla hasta ahora, claro que tampoco es que la haya buscado estos últimos años. De casualidad la vi listada en la página de Troma y me decidí a verla.

En realidad conocí, o mejor dicho leí sobre ello, mucho antes de que fuese película, ya que originalmente la historia era un cómic del autor Ralf König que salió en el año 1987. Curiosamente es quien hizo el guión de la película. Cabe destacar que es uno de los autores de cómic alemanes de mayor fama mundial.

Lo primero que más me ha llamado la atención, aparte de la historia que me parece la mar de graciosa, es la normalidad con la que se toman el tema homosexual, ni siquiera hoy en día existe esa tolerancia absoluta. Al menos no en Estados Unidos, donde transcurre la acción de la película, pero claro, es una producción alemana donde siempre han sido más liberales en el tema sexual (no creo que hubiera cambiado demasiado si hubiese sido española).

Me hace mucha gracia como a pesar de que todos cuentan la misma historia nadie les cree. Y es que resulta muy difícil lo de aceptar que un condón ha cobrado vida y se dedica a comer pollas o lo que pilla por en medio. Aunque resulta más gracioso verlo en acción, es tan bonico.

Aunque lo mejor de la película es el personaje de Bob... .emm... Babette. En todas sus intervenciones tiene alguna frase o momento cachondo. Aparte que es un travesti ex-policía con una cara de tío que tira para atrás y cada vez sale con una indumentaria diferente, incluyendo la peluca. Me parto con él.

Es una película muy divertida, aunque los efectos especiales sean supercutres y alguna actuaciones dejen que desear, pero vamos eso puede ser incluso un aliciente más.

Numero de visitas totales: