viernes, 20 de diciembre de 2013

Rampage (2009)

Aqui la titularon "Francotirador de libertad", un titulo mas bien poco acorde ya que no es un francotirador.

Billy es un joven que lleva un tiempo viviendo con sus padres, una buena mañana le dicen que debe seguir con su vida, esencialmente le piden que se marche de casa y el les insta a hablarlo durante la comida. Pero no se presenta, de hecho se va con un amigo con el que queda para jugar al paintball al dia siguiente. Al volver a casa sus padres le esperan pero les da esquinazo diciendoles que ya hablaran durante el desayuno. Y al dia siguiente empieza el dia que cambiaran las cosas para todo el mundo.

He comentado algunas peliculas de Uwe Boll anteriormente y en vista de su bajo nivel de calidad he ido con cierto cuidado a la hora de ver esta. La razon por la que he elegido verla es porque es su pelicula mejor valorada y eso me ha intrigado lo suficiente como para no pensar en sus otros trabajos. Y el resultado es una pelicula que si se puede ver, de hecho mejora lo que podriamos llamar la media.

Aunque he de decir que no es lo mejor del mundo, tampoco hace falta exagerar en realidad. Durante la primera mitad las cosas suceden de una forma un tanto atropellada, hay una continuidad y todo tiene un sentido bastante bueno pero es como si intentase copiar el principio de "Falling Down" (1993), con la que guarda muchas similitudes.

Aunque el plan que ejecuta esta muy bien pensado en realidad se tarda poco en saber cuales son sus verdaderas intenciones porque no paramos ver imagenes de lo que va a suceder pasando a toda leche (es quizas lo que menos me ha gustado). Pero no solo eso, durante la preparacion queda claro que va a hacer o se intuye al menos en que va a emplear los diferentes materiales que esta preparando.

Y en realidad eso es lo de menos, la pelicula tiene una segunda mitad que seguramente en EE.UU. clasificarian de conflictiva por parecerse demasiado al tipico caso de joven que va un buen dia al instituto armado hasta los dientes y se lia a tiros con sus compañeros. Yo lo veo como algo mas que eso, veo un plan muy pensado llevado a cabo de forma genial, adaptandose a cada situacion y sin preocuparse por si mata a alguien de mas, de hecho ahi radica la fuerza de esta pelicula.

Lejos de las moñerias americanas aqui el protagonista no piensa tanto en sus sentimientos sino mas bien si alguien le toca los cojones o no, si le ven la cara o si ya estan muertos en realidad. Y funciona, de hecho salvo los padres y su amigo, nadie mas llega a tener relevancia en la historia.

Me ha gustado, es una pelicula donde el antiheroe consigue dar una leccion a la sociedad. Evidentemente es algo que dificilmente podria suceder en la realidad pero no esta tan y tan alejada de las tipicas masacres sin ningun sentido que tantas veces han salido en las noticias. Posiblemente la mejor pelicula de Uwe Boll.

Numero de visitas totales: