viernes, 27 de julio de 2012

Le fabuleux destin d'Amélie Poulain (2001)

Por fin la he visto, en España la titularon simplemente "Amelie".

Amelie ha vivido siempre alejada del mundo exterior y cuando ya tuvo la edad suficiente para irse de casa se fue a Paris a trabajar como camarera en un cafe. En su piso descubrira una caja de alguien que la dejo años atras y decide devolversela al dueño. Tras lo cual cambia su forma de ver las cosas y decide ayudar a mejorar a todos los que le rodean, encontrando finalmente el amor.

No sabria dar una razon exacta de porque he dejado pasar esta pelicula una y otra vez, quizas es que las imagenes que habia visto hasta ahora de ella no me llamaron especialmente la atencion. Y despues de verla me siento un poco contrariado, por una parte la encuentro llena de matices pero por otro le veo que le falta algo.

Me gusta el mundo fantastico que imagina la protagonista, en el que las cosas son casi idilicas y tambien la forma en la que unas palabras cambian su forma de ver un trozo de la realidad. El ejemplo mas claro es cuando la dueña del cafe explica como "empareja" a desconocidos y ella decide usarlo como base. Y la manera tan descarada de mirar a la camara para hacer complice al espectador de ese pequeño mundo.

Luego la historia de amor, ella es muy retraida, quizas excesivamente, aunque poco a poco se va soltando. Pero cuando se encuentra cara a cara con el chico prefiere dejar que se vaya a decirle que es ella la que esta detras de todos esos mensajes.

De entre todas las cosas que muestra la pelicula, todas basadas en hechos reales, la que mas me ha llamado la atencion es un video de una mujer mayor tocando una guitarra al estilo blues con un coro de gospell. He buscado un poco sobre ella y si, tambien es real.


Y sobre que le falta, es una pelicula de Jean-Pierre Jeunet, posiblemente el unico director frances al que admiro. Lo que eche en falta es un momento dramatico mas intenso, el hecho de que ella creyera que el chico se habia ido con otra me parece demasiado efimero.

Un par de detalles, la actriz Audrey Tautou aprendio a escribir al reves la frase "Menu du jour" y en realidad no sabe tirar una piedra para que rebote en el agua, lo hicieron con efectos especiales.

En fin, es extraña pero sin pasarse, una comedia romantica con un pequeño toque imaginativo.

Numero de visitas totales: