sábado, 25 de febrero de 2012

Ginî piggu: Manhôru no naka no ningyo (1988)

La quinta parte, tambien conocida como "The Guinea Pig: Mermaid in a Manhole".

Un artista encuentra una sirena en una alcantarilla mientras iba buscando inspiracion para pintar. Al ver que esta herida decide llevarsela a su casa para cuidar de ella. Tras lo cual ella insiste en que le pinte, ya que ese es su deber y el acepta.

El protagonista es el tipico artista que pinta bebes muertos pudriendose en una cloaca. Para inspirarse baja a una alcantarilla que el mismo denomina su "sitio secreto". Es el mismo lugar en el que jugaba de niño, antes era un rio, y ahora vaga buscando recuerdos de su infancia para pintarlos.

El artista y la sirena no hablan, se comunican mediante el pensamiento. Se vieron por primera vez cuando esa zona era aun un rio y ella quedo atrapada para siempre cuando se seco. El se da cuenta al verla que ella es la razon por la que se dedico a pintar las cosas que quedaron en la alcantarilla.

El argumento me recuerda en cierta manera a una historia de Edgar Allan Poe en la que un artista dibuja a su esposa y ella cada vez esta peor y cuando termina el retrato ella muere. Viene a ser lo mismo solo que en esta ocasion la sirena esta enferma previamente de forma notable y el es consciente de ello.

No podemos hablar de realismo desde el momento en que partimos del concepto sirena, aunque cuidan mucho los detalles como las escamas, la cola y su forma de moverse. Es bastante gore aunque yo opino que se acerca mas al genero asqueroso con todas esas pustulas, gusanos y pus.

Dirigida por Hideshi Hino, es una historia basada en uno de sus mangas, osea exactamente lo mismo que "Ginî piggu 2: Chiniku no hana" (1985). Son las dos mejores partes, creo yo, no tienen puntos comicos y la historia esta bien narrada.

Antes de la muerte de su esposa el pintor dibujaba cuadros de colores vivos, con paisajes y cosas bonitas, pero despues cambia a cuadros oscuros y tenebrosos inspirandose en objetos que halla en las cloacas. La sirena representa algo bonito de su niñez pero esta muriendose de la misma manera que muere el por dentro, pudriendose lentamente. Al pintarla en realidad esta pintandose a si mismo.

Algunas de las criticas que he leido comentan que el final es lo peor y que sobra. Personalmente opino lo contrario, es lo que le da mas sentido a toda la historia, si la veis os dareis cuenta.

Numero de visitas totales: